Porridge con cacao y mantequilla de cacahuete (v) (gf)

Esta mañana me levanté con una idea en la cabeza: tenía que preparar un porridge con cacao. En vez de programar un día para hacer pruebas de recetas y pensar un poco en cómo iba a hacer las fotos, me puse a ello de inmediato. Y resulta que cuando hago esto, es cuando mejor me salen las recetas, no necesito ni hacer varias versiones. Quizás no son los días en los que las fotos salen más elaboradas o «más bonitas» (a mi modo de ver). Pero sí que son los días en las que todo sale más simple y con el esfuerzo justo.

Este porridge está lleno de sabor, activa bastante gracias al cacao, no se hace nada pesado y es ideal cuando tienes antojo de algo chocolateado. Además te hace entrar en calor y llena lo suficiente para aguantar toda la mañana.

En cuanto a los ingredientes, yo usé bebida de avena pero puedes usar tu bebida vegetal favorita y también sustituir el agua por esta. Lo mismo con la mantequilla de cacahuete, si tienes alguna otra que te guste mucho más utilízala. Yo hubiese usado mantequilla de anacardos (que es mi favorita sobre cualquier otra) pero me quedé sin ella hace poco y todavía no he repuesto.

PORRIDGE CON CACAO Y MANTEQUILLA DE CACAHUETE

porridge con cacao

Ingredientes (para 1):

1/2 taza de copos de avena enteros (sin gluten)

1/2 taza de bebida vegetal (yo usé de avena)

1/2 taza de agua

1 cucharada de cacao crudo en polvo

1 cucharada de sirope de arce

1/8 cucharadita de vainilla en polvo

1 rama de canela (o en su defecto 1/8 cucharadita de canela en polvo)

1 pizca de sal rosa

1 plátano pequeño (1/2 para cocinar y 1/2 para decorar)

Toppings

2 pastillas de chocolate de tu elección

1 cucharada de mantequilla de cacahuete

Semillas de cáñamo al gusto

desayuno de porridge con cacao

Método:

1. Pelamos y cortamos el plátano en trozos, reservando la mitad para decorar.

2. Echamos en un cazo el plátano, los copos de avena, la bebida vegetal, el agua, la rama de canela, la vainilla, el cacao y el sirope. Lo ponemos a fuego medio de 5 a 10 minutos y removemos de vez en cuando.

3. Pasado este tiempo y una vez esté la avena cocinada (verás que el líquido se ha consumido casi del todo y la avena está tierna), retiramos del fuego y servimos en un bol.

4. Añadimos la mantequilla de cacahuete, el chocolate (puedes echar las pastillas enteras o trocearlas o ambas opciones), el plátano y las semillas de cáñamo.

Disfrútalo con tu bebida caliente favorita, yo lo acompañé con un chai latte y tan feliz 🙂

porridge con cacao

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.