Smoothie bowl de cacao con cerezas y fresas (v) (gf)

Estamos en plena ola de calor y lo único que me apetece es tomar fruta, ensaladas y beber mucha agua con limón… Este smoothie bowl de cacao con cerezas y fresas es un ejemplo de mis desayunos de estos días. Llevo tomándolo un par de días y alternándolo con otros batidos y combinaciones de frutas.

Lo que sí, estoy aprovechando que las cerezas están en temporada y las estoy tomando a diario, ¡me encantan! Creo que ya lo había comentado otras veces. Y, la verdad, me recuerdan a mi abuelo, eran su fruta favorita. Y de tanto tomarlas estos días tengo alguna receta más preparada con ellas para compartir 🙂

Sobre esta receta de hoy, personalmente me gusta mucho como queda el cacao mezclado con los frutos rojos (ya había compartido una receta con esta combinación aquí). Me resulta muy interesante tanto en el sabor como en el color. Suelo añadir cacao cuando necesito un extra de energía, y lo mismo hago con la maca. Que por cierto, si no tienes puedes hacer la receta sin ella.

SMOOTHIE BOWL DE CACAO CON CEREZAS Y FRESAS

Smoothie bowl de cacao con cerezas y fresas

Ingredientes (para 1):

1/4 de taza de bebida de anacardos (o tu bebida vegetal favorita, mejor sin edulcorar)

1 taza de fresas

1 taza de cerezas (ya deshuesadas)

1 plátano maduro (tamaño medio-grande)

2 dátiles medjoul deshuesados

2 cucharadas de cacao crudo en polvo

1 cucharada de maca (opcional pero recomendable)

1 cucharada de semillas de chía

Topping: fresas, plátano, coco rallado y granola de chocolate (sin gluten)

smoothie bowl de cacao con cerezas

Método:

1. Prepara la fruta: lava las fresas y quítales las hojas (reserva una para decorar), lava las cerezas y quítales el hueso (reserva una mitad para decorar), pela el plátano (reserva una o dos rodajas para decorar) y despepita los dátiles.

2. Añade las fresas, las cerezas, el plátano, los dátiles y la bebida vegetal a la batidora de vaso y bate hasta que se mezclen bien.

3. Añade ahora las semillas de chía, el cacao en polvo y la maca y vuelve a batir. Comprueba la consistencia: si lo quieres más cremoso añade más chía y si lo quieres más líquido añade más bebida vegetal.

4. Sirve en un bol y decora con granola, coco rallado y unas rodajas de plátano y fresas (o decora a tu gusto).

Nota:

Si lo quieres fresco, congela algunas de las frutas previamente o añade hielo. Para esto, la batidora de vaso que uses tiene que poder picar hielo.

Smoothie bowl de cacao con cerezas y fresas

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.