Ensalada sencilla con alga wakame

Hace mucho tiempo que me apetecía compartir una receta hecha con uno de los ingredientes que se ha convertido en indispensable en mi cocina. Ese ingrediente son las algas. Un producto que me toca muy de cerca ya que vivo al lado del mar. Cinco años atrás no tenía ni idea de que las algas se podían comer (vale, exceptuando el alga nori de los rolls en los restaurantes de sushi) hasta que me enteré del proyecto que tenían unos amigos en el que querían comercializar algas envasadas. Así fue como nació Conservas Artemar, un proyecto emprendedor con mayúsculas. En principio probé el wakame y me encantó, tenía un sabor distinto a cualquier otra cosa que hubiese probado y en seguida empecé a pensar en qué platos lo iba a utilizar. Después vinieron los espagueti de mar y como no, también el resto de conservas que comercializan que os puedo asegurar tienen una calidad inmejorable.

Antes de dejaros con la receta, me gustaría hablaros un poco de los beneficios y propiedades de las algas en general. Existen distintos estudios que muestran que en las zonas donde se consume más algas la gente vive más tiempo y de forma más saludable. La explicación a este dato estaría en su riqueza nutricional (hasta veinte veces mayor que la de otros vegetales).

Ensalada sencilla con alga wakame

Beneficios de las algas

  • Son muy alcalinizantes.
  • Son depurativas: limpian la sangre y eliminan toxinas estimulando el funcionamiento de los riñones e hígado.
  • Regulan la tensión arterial.
  • Las algas tienen una gran riqueza de minerales. Por eso son remineralizantes (ayudan a mantener el equilibrio bioquímico del organismo).
  • Estimulan el funcionamiento de la glándula tiroides y, por tanto, el metabolismo. (Las personas con problemas de tiroides deben consultar con el médico antes de utilizarlas).
  • Son buenas para los huesos, la piel, el cabello y las uñas.
  • Ayudan a adelgazar y a deshacer los depósitos de grasa.

Propiedades nutricionales de las algas

  • Son muy ricas en minerales como el hierro, calcio, magnesio y potasio. Además son una importante fuente de yodo.
  • Son ricas en vitamina A, vitaminas del grupo B (excepto la B12), y vitaminas C, D, E y K.
  • También contienen importantes cantidades de hidratos de carbono.
  • Son fuente de proteína vegetal.
  • Contienen ácido algínico, que según un estudio permite la eliminación natural de toxinas y metales pesados.
  • Son fuente de fibra.

Hay muchos tipos de algas, de entre los comestibles algunas de mis favoritas son: espagueti de mar, espirulina, chlorella, hijiki, nori y wakame. Cada una para recetas distintas y es que hay muchas formas de prepararlas. Con ellas se pueden hacer sopas, revueltos, ensaladas, tortillas, cremas, batidos (con chlorella y espirulina), salsas, empanadas… La lista es interminable, es cuestión de ir probando y experimentando en la cocina.

Mi propuesta es una ensalada, aprovechando que tenemos unos días de sol y que apetece comer cosas más frescas. Para esta receta he utilizado el wakame deshidratado, no el enlatado. Además de la ventresca de atún de la misma marca.

ENSALADA SENCILLA CON ALGA WAKAME

Ensalada sencilla con alga wakame

Ingredientes (para 1):

40-50 g de mezcla de brotes de lechuga

20 g de alga wakame (ya hidratada)

5 tomates cherry

Ventresca de atún (normal o la ahumada, según gustos)

Para el aliño:

1 cucharada de aceite

1 cucharadita de vinagre de módena

20 g de mezcla de frutos secos (nueces, nueces de pecán, almendras y avellanas)

Opcional: pizca de sal rosa del Himalaya

Preparación:

Ponemos el alga deshidratada en un bol con agua, necesitará al menos unos 5 minutos en remojo antes de poder utilizarla.

En un plato para ensalada echamos la mezcla de brotes, lavamos bien los tomates cherry, los cortamos a la mitad y los echamos también.

Cortamos el wakame en tiras y lo colocamos en el centro. Echamos la ventresca.

Para el aliño echamos en un vaso el aceite y el vinagre. Picamos la mezcla de frutos secos, la incorporamos al vaso y mezclamos bien. Si se desea, se puede echar una pizca de sal (en mi caso no fue necesario).

Echamos el aliño por encima y listo, ya tenemos nuestra ensalada preparada.

Ensalada sencilla con alga wakame

¿Habéis probado las algas? ¿Cuáles son vuestras favoritas?

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.