¿Qué es el oil pulling?

¿Habías oído hablar del oil pulling antes? Si es tu primera vez, te explico un poco de qué va el tema. El oil pulling es una práctica ayurvédica que consiste en enjuagarse la boca durante 20 minutos con aceite. Este aceite arrastra las bacterias que se encuentran en la boca consiguiendo una limpieza profunda.

Entre algunos de sus beneficios se cuentan los siguientes: mejorar el aspecto de la piel, mejorar la función de los riñones, blanquear los dientes, prevenir el mal aliento, encías sangrantes, caries y placa, aliviar migrañas, artritis, resacas y problemas estomacales. Además de ser una práctica natural, mientras nos deshagamos correctamente del aceite es también respetuosa con el medio ambiente.

El aceite de sésamo era el que se usaba tradicionalmente. Sin embargo, ahora mismo hay muchos partidarios de utilizar el aceite de coco virgen por todas sus propiedades anti-virales, anti-bacterianas y anti-fúngicas que hacen que sea ideal para la desintoxicación y para fortalecer el sistema inmunológico y también porque es de sabor más suave y agradable.

Como siempre con estas prácticas más naturales siempre hay opiniones encontradas sobre si funciona o no. Hasta la fecha no hay estudios que hayan encontrado contraindicaciones. Entre los beneficios probados están los siguientes:

– Mejora el aspecto de los dientes.

– Reduce la irritación e inflamación de las encías.

– Reduce la cantidad de bacterias en la boca.

– Reduce el riesgo de padecer caries.

Oil pulling

¿Quieres probar el oil pulling?

El método consiste en enjuagarse la boca estando en ayunas con una cucharada o dos de aceite durante unos 15 o 20 minutos para limpiar la boca de bacterias, responsables de la formación de caries y otras afecciones. Mientras lo enjuagas en la boca, las propiedades antibacterianas del aceite limpian las bacterias y los hongos. Después hay que echarlo (pero no por el fregadero) y puedes aclarar la boca con agua templada y sal.

Sobre el orden de si primero cepillarse los dientes o después. Aquí es cuestión de preferencias: he leído sobre practicantes de ayurveda que lo hacen antes y otros después. Personalmente primero me lavo los dientes y hago el raspado lingual y después el oil pulling. Finalmente enjuago con agua templada con sal.

Al principio puede que la sensación no sea muy agradable, así que puedes empezar con 5 minutos e ir aumentando gradualmente hasta llegar a los 15-20 minutos. Mientras enjuagas la boca puedes aprovechar para hacer las cosas que normalmente haces por las mañanas.

Y si ya tienes el hábito de tomar agua con limón por las mañanas y quieres incluir también esta práctica: primero oil pulling y después agua con limón. Si prefieres hacerlo al revés tendrías que esperar algo de tiempo (15 minutos más o menos) a tener el estómago completamente vacío.

¿Conocías esta técnica? ¿La has probado ya?

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Hola Desirée!

    ¡Me encanta tu blog!
    Yo llevo aproximadamente un año usando el oil pulling, aunque no suelo llegar a los 20 minutos, cuando empecé decidí hacerlo sin presiones y ni siquiera lo hago todos los días, tengo temporadas que sí y otras que no. Uso aceite de coco y me encanta, necesitas muy poco, uso menos incluso que una cucharilla de café. Lo más llamativo que puedo compartir sobre mi experiencia es que en este tiempo he ido a dos revisiones del dentista y en ambas me ha felicitado por tener la boca extremadamente limpia, de hecho, me ha dicho ambas veces que podía posponer la limpieza porque no me hacía falta para nada… quiero con el tiempo llegar a los 20 minutos porque he leído que es cuando consigues más beneficios. Pero de momento no está mal 🙂
    Un saludo!
    Ame

    • ¡Hola Amelia! Muchas gracias, me alegra que te guste 🙂

      No está nada mal, y es mejor hacer algo que no hacerlo por no llegar a los 20 minutos. Yo empecé fuerte ya desde el principio con los 20 minutos, lo que pasó es que la primera semana me costó mucho, después me acostumbré y se me pasaban volando. Como nunca he tenido problemas con los dientes no noté diferencia en temas de caries y cosas por el estilo.

      Eso si, ahora lo tengo algo abandonado porque como estoy tomando un tratamiento que tiene que ser en ayunas y esperar un tiempo antes de tomarme otro y volver a esperar, si me pongo algo más o me levanto a las 5 de la mañana o no me da la mañana para hacer todo lo que tengo que hacer, jeje. Pero en cuanto acabe el tratamiento lo volveré a retomar porque me gustó mucho la experiencia. Aunque parezca mentira, lo noté en la piel que es mi «punto débil».

      ¡¡Un saludo!!