Mira el lado bueno de la vida

Sí, a todos nos ha pasado: la vida se complica o se tuerce de vez en cuando. Muchas veces pasan cosas que se escapan a nuestro control, cosas que nos ponen tristes, que nos enfadan… A veces sólo pasa una, otras veces dos o tres juntas y después están esas épocas en las que parece que viene todo junto y se une catástrofe tras catástrofe.

Pero, ¿por qué hay gente que se repone como si no hubiese pasado nada o incluso sale fortalecida de los momentos duros? ¿Gente que parece sólo ve lo bueno de cada experiencia? La respuesta es simple: esas son las personas que son capaces de ver más allá de la situación, de aprender de ella y de sacar el lado positivo y la lección que se esconde detrás de cada experiencia.

Si quieres ser una de esas personas, aquí te dejo mis recomendaciones para conseguirlo:

1. En vez de como un problema, míralo como una oportunidad para aprender

Todas nuestras vivencias nos enseñan algo. Recibe todas las experiencias de la vida con los ojos, los oídos, la mente y el corazón bien abiertos. Igual ahora no eres muy consciente de qué enseñanza se esconde detrás de lo que te está pasando, pero con una buena disposición a aprender, acabarás encontrando la lección.

Citando a Robin Sharma, las lecciones más valiosas están detrás de las experiencias más dolorosas, y la vida no nos da lo que queremos, sino lo que más necesitamos.

Así que recordad, mente abierta y demos la bienvenida a todas nuestras experiencias.

2. Acepta lo que pase

Acepta las cosas tal y como son. No intentes controlar los acontecimientos, esto sólo añade más estrés a la situación. Mucha gente suele resistirse a las vivencias, sin embargo, estas pasan estés en su contra o no. ¿Para qué añadir más tensión?

3. Lo que te haya pasado antes no condiciona tu futuro

Un error muy típico en el ser humano es la idea de pensar que «como siempre suspendo, voy a suspender», «como siempre me dejan, este chico/a me va a dejar», «como nunca soy capaz de perder peso, esta vez tampoco lo conseguiré», «como siempre me pasan cosas horribles, siempre va a ser así»… ¡Para! Tu pasado es eso mismo, tu pasado y no te condiciona, no eres TU. Ahora estamos en un momento nuevo y tienes todo en tu mano para hacer que tu vida funcione y moldearla a tu gusto. No dejes que tus experiencias pasadas condicionen las futuras.

4. No eres una víctima

En cada momento, tenemos el poder de decidir como nos queremos sentir. Si piensas que la vida es algo que simplemente «te pasa», tendrás un sentimiento de impotencia e indefensión. Sin embargo, somos creadores en nuestras vidas. Es verdad que hay experiencias que no controlamos, pero recuerda que lo que sí podemos controlar es cómo decidimos afrontarlas y cómo sentirnos respecto a ellas.

5. Las cosas cambiarán si adoptas medidas

Compadecerte y darle vueltas y más vueltas a lo mal que va tu vida, no te va a llevar a ningún lugar. No me malinterpretes, cuando uno se siente mal, es importante que manifieste sus sentimientos y si necesitas un día entero para compadecerte/expresarte/llorar/gritar/enfadarte/_______ (rellena el espacio) y sacar toda la negatividad fuera, hazlo. Pero después de un tiempo prudencial, muévete, adopta medidas, sal del círculo vicioso de autocompasión y las cosas cambiarán.

6. Agradece lo que tienes

Esto sirve para todo en general, no me cansaré nunca de decir que centrarnos en lo que tenemos, en vez de en lo que no tenemos, hace que entre la magia en nuestras vidas. Así que aunque cueste, en esos momentos en los que uno está más bajo por las malas experiencias vividas, escribe una lista con todas las cosas por las que estas agradecido/a (ejemplos: por haber descansado tremendamente bien, por tener unos gatos/perros preciosos que te dan muchos mimos, por tu maravillosa familia, porque nunca te falta comida en el plato, por vivir en un vecindario tranquilo y sin violencia, por tener un cuerpo sano, etc.)

RECUERDA: La vida está para disfrutarla y vivirla al máximo. Puedes adoptar un papel activo, hacer que tus días aquí sean asombrosos y dar lo mejor de ti diariamente para que eso ocurra. La decisión está en tus manos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.