Mi «Green Smoothie» de todos los días

Como empezamos la mañana marca el resto del día. Es sencillo: crear hábitos saludables hace que nuestros días mejoren. Mucha gente se levanta con el tiempo justo y no desayuna, o desayuna a todo correr un café y algún bollo que compra de camino al trabajo o a la universidad. Las prisas y unas opciones alimenticias no tan sanas crean estrés en nuestro cuerpo. Poner el despertador 10 minutos antes y desayunar tranquilamente no cuesta nada (lo más difícil es empezar) y va a tener un impacto inmenso en como afrontemos el día. Haciendo balance de lo que suelo tomar para desayunar, me di cuenta que suelo variar entre batidos verdes o zumos de frutas y verduras hasta cereales (sin gluten) y fruta. Pero reconozco que mi favorito y el que me sienta mejor es mi «green smoothie» de (casi) todos los días. Y es este mismo que comparto hoy. Además, el cuerpo no tiene que gastar tanta energía para digerirlo, por lo que se tiene mucha más para gastar en otras actividades.

«GREEN SMOOTHIE» O BATIDO VERDE DE TODOS LOS DÍAS

green smoothie batido verde

Ingredientes (para 2):

plátano

1 pera (con sabor dulce)

2 puñados de espinacas

1/2 puñado de col rizada

10 hojas de hierbabuena

1 trozo de jengibre pelado (del tamaño de medio pulgar) 

2 cucharadas de semillas de lino

150 ml de agua de coco

350 ml de agua

el zumo de medio limón

el zumo de una lima

Opcional: 1 cucharada de espirulina, 1 cucharada de clorela en polvo, 1 cucharada de semillas de chia

Preparación:

1. Poner todos los ingredientes en la batidora de vaso.

2. Batir empezando por la velocidad más baja, ir aumentando a medida que se pican los alimentos.

3. Parar cuando tenga una consistencia líquida y sin grumos.

4. Servir y tomar inmediatamente.

green smoothie batido verde

NOTAS: 

Si te sobra puedes guardarlo en la nevera y tomarlo al día siguiente. Es importante que lo guardes en un bote con tapa y que no haya nada de aire para que no se oxide y conserve sus propiedades. Si lo que te ha sobrado es menos de la capacidad de tu bote, llénalo con agua hasta que rebose.

Puede que al principio te resulte raro el sabor de los smoothies verdes. No desistas, tu paladar se tiene que acostumbrar a este nuevo sabor. Un truco es variar la proporción entre frutas y verduras, poniendo primero más cantidad de fruta y menos de verduras y poco a poco ir introduciendo estas últimas en mayor cantidad.

green smoothie batido verde

Y tu, ¿qué sueles desayunar?

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.