0 In Desayunos/ Dulce/ Vegano

Vasitos de chocolate, chía y frutos rojos

Vasitos de chocolate, chía y puré de frutos rojos

Desde hace unos meses entro super temprano a trabajar, a esas horas a las que no te apetece desayunar y si lo haces o te sienta como un tiro o pasa una hora y te sientes como que no has comido nada. Así que desde él último mes, he optado por prepararme el desayuno con antelación y llevármelo al trabajo. Suelo acompañarlo de un termo gigante de té (de litro y medio!!). Y también llevo algo para tomar a media mañana y así llegar a casa y no desfallecer mientras me preparo la comida. La planificación es la clave.

A veces me llevo batidos verdes, otras de chocolate, de maqui berry, etc. Otras veces me llevo porridge, pudin de chía, o avena remojada (o overnight oats) de vainilla, de chocolate…  Y a veces mezclo unas cosas con otras. Entonces el formato vasito (con tapa!) es de muchísima ayuda en estos casos.

Estos vasitos de chocolate, chía y frutos rojos son una mezcla de varias de estas opciones. La unión hace la fuerza y juntos resultan en una combinación super buena y que constituye un desayuno completo.

Para esta receta, he utilizado Reishi, que es un adaptógeno. “Los adaptógenos son sustancias naturales que según la Teoría Sistémica se encuentran solamente en unas cuantas plantas y hierbas raras. Las plantas y hierbas proporcionan nutrientes especiales que ayudan al cuerpo a alcanzar un rendimiento óptimo mental, físico y de trabajo.” (según Wikipedia).

Es decir, son sustancias capaces de aumentar la vitalidad y que ayudan al cuerpo a adaptarse a ciertas condiciones ambientales/personales estresantes. En concreto, el Reishi es un hongo con muchos ácidos insaturados, alcaloides naturales, polisacáridos y minerales como el Germanio y el Calcio. Muchos de estos adaptógenos, están en estudio hoy en día.

VASITOS DE CHOCOLATE, CHÍA Y FRUTOS ROJOS
Vasitos de chocolate, chía y frutos rojos
Ingredientes (para dos):

Para la avena remojada

1/2 taza de bebida vegetal (yo usé de almendra)

1/2 taza de copos de avena

1/2 cucharada de cacao crudo en polvo

1 cucharadita de lúcuma en polvo

1 cucharadita de maca en polvo

1/4 cucharadita de reishi

Vainilla y canela en polvo (al gusto)

1 cucharadita de sirope de ágave crudo (o miel suave -tipo romero- si no eres vegano)

Para el pudin de chía

1 taza de bebida de almendra

4 cucharadas de semillas de chía

1 cucharada de sirope de ágave crudo (o miel suave -tipo romero- si no eres vegano)

1/2 cucharadita de vainilla en polvo

1/4 cucharadita de jengibre en polvo

Pizca de sal

Para el puré de frutos rojos

1 taza de frutos rojos: frambuesas y arándanos

1/2 taza de fresas troceadas

1 cucharada de sirope de ágave crudo (o miel suave -tipo romero- si no eres vegano)

1 cucharadita de maqui berry (opcional)

Para decorar: fresas, arándanos, coco rallado, granola, chocolate, mantequilla de cacahuete (o del fruto seco que más te guste)

Vasitos de chocolate, chía y frutos rojos
Preparación:
  1. Preparamos la avena remojada (u overnight oats). Para ello: echamos en un recipiente todos los ingredientes secos y a continuación le añadimos la bebida vegetal y el sirope (o miel). Mezclamos bien, probamos y ajustamos el toque de dulce. Dejamos reposar, como mínimo un par de horas (puedes dejarlo toda la noche).

  2. Preparamos el pudin de chía. Para ello: echamos en un recipiente todos los ingredientes secos y a continuación le añadimos la bebida vegetal y el sirope (o miel). Mezclamos bien, probamos y ajustamos el toque de dulce/picante echando o más sirope o más jengibre en polvo. Lo más cómodo es que esta mezcla la guardes en un recipiente con tapa y, así, en las siguientes horas puedes agitarlo una o dos veces antes de dejarlo reposar por completo (yo lo agité una vez pasada una hora). Después dejamos que repose del todo en el frigorífico unas cuantas horas, lo ideal sería dejarlo toda la noche.

  3. Una vez tengamos listas estas dos cosas, pasamos a preparar el puré de frutos rojos. Para esto, echamos todos los ingredientes en un procesador y batimos hasta que quede completamente picado. Probamos y vemos si necesitamos ajustar el toque de dulce. De todas formas, si la base (la avena y el pudin) es dulce, el toque más ácido del puré le queda genial.

  4. Cogemos nuestros vasitos y vamos echando por capas: primero avena, luego pudin y al final el puré. Puedes cambiar el orden o meter puré entre la avena y el pudin. Si optas por echar mantequilla de cacahuete también puedes echarla entre la avena y el pudin o entre el pudin y el puré. Es cosa tuya 😉

  5. Finalmente, decoramos. Yo usé Eighty de Pana Chocolate, arándanos, fresas, granola, mantequilla de cacahuete y coco rallado. Pero puedes echar los toppings que más te gusten.

Notas:
  • Ahora mismo, los arándanos, fresas y frambuesas no están en temporada (yo hice esta receta en verano). Sin embargo, puedes utilizar cualquier fruta que esté ahora en temporada  y no hace falta que sea en forma de puré, puede ser en trozos. Yo a veces le echo higos, granada, plátano, o incluso compota de pera y manzana. Es decir, es una receta fácil de adaptar a cada temporada.

  • Si no tienes lúcuma, maca o Reishi, no hace falta que vayas corriendo a comprarlos. A mí me encantan, los tomo practicamente a diario y me sientan muy bien. Es decir, los recomiendo. Pero si no tienes a mano, con tener cacao, vainilla, canela, jengibre en polvo y sirope (arce, ágave crudo) o miel, es más que suficiente y va a seguir estando buenísima.

Vasitos de chocolate, chía y frutos rojos

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y experiencia de navegación de la web. Al navegar o utilizar nuestros servicios aceptas el uso que hacemos de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies