4 In Recetas/ Salado

Ensalada de quinoa con garbanzos

Ensalada de quinoa y garbanzos

Después de más de un mes sin poder pasarme por el blog vuelvo con esta ensalada de quinoa con garbanzos: una receta de las sanas, ricas y rápidas (que a estas alturas ya sabréis que son las que más me gustan). La probé la semana pasada y en casa nos quedamos encantados con la combinación de sabores. No sólo es tremendamente sana y nutritiva y, si la tomas como plato principal, te deja completamente satisfecha/o por horas. Además, es una ensalada completamente distinta a cualquiera que hubiese probado nunca. Si eres como yo, te va a a sorprender, sobre todo el aliño que pone el broche final a la combinación de sabores.

¿Habíais probado alguna vez la quinoa? Si no lo habéis hecho todavía, os recomiendo que lo hagáis cuanto antes. Es muy rica, llena de nutrientes, no tiene gluten (cosa que para algunos es importante) y está llena de propiedades beneficiosas. Si tuviese que ponerle una pega es que es bastante cara, por lo menos en la zona en la que vivo. Aunque en mi caso, leer todos los beneficios que tiene (y como a mi me gusta probar antes de escribir y de dar mi opinión) me convenció para comprarla. Su sabor, lo bien que me sienta y la cantidad de recetas varias que puedes hacer con ella me acabaron de enganchar. En casa la usamos habitualmente.

Ensalada de quinoa con garbanzos

Antes de ponernos con la receta os cuento un poco sobre algunas de las propiedades y beneficios de la quinoa.

La quinoa es una semilla que se puede consumir como un cereal, de ahí que esté considerada como un pseudocereal. Es muy nutritiva, la mayor parte de sus calorías son en forma de hidratos complejos, pero además contiene muchas más proteínas y grasas saludables que el resto de los cereales. Respecto a las grasas son en su mayoría insaturadas siendo fuente de ácidos omega 6 y omega 3. También presenta un alto aporte de fibra (la mayoría es fibra insoluble). Cuenta con nueve aminoácidos esenciales, es rica en minerales como el potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc y en vitaminas del grupo B y vitamina E (antioxidante).

Presenta un índice glucémico bajo, esto ayuda a regular o mantener estables los niveles de azúcar en sangre. También ayuda a controlar el colesterol.

Es aconsejable para:

  • Las personas vegetarianas, por su alto contenido en proteínas, además de ser fuente de hierro de origen vegetal.
  • Para deportistas, ya que les aporta minerales, hidratos complejos y proteínas.
  • Celíacos, ya que no contiene gluten y al poder ser empleada como un cereal es muy versátil.

Es importante antes de cocer la quinoa lavar bien las semillas frotándolas con las manos bajo un chorro de agua fría. Así quitaremos la capa de saponinas que las recubre. Es mejor hacerlo sobre un colador o un tamiz.

Este es un resumen muy pequeño, si queréis saber más sobre la quinoa os dejo este enlace para que podáis leer un poco más. Y ahora sí, vamos con la receta, que por cierto, está lista en 10-12 minutos.

ENSALADA DE QUINOA CON GARBANZOS

Ensalada de quinoa con garbanzos

Ingredientes (para 2 personas):

75 g de quinoa (1/2 vaso aproximadamente)

8 g de perejil fresco

8 g de hierbabuena

30 g de cebolleta (2 pequeñas)

130 g de garbanzos cocidos (3/4 de vaso)

1 tomate

1/2 vaso de guisantes ligeramente cocidos

el zumo de medio limón + 1/4 de limón entero

2-3 cucharadas de aceite de oliva

Pizca de sal rosa del Himalaya

Pizca de pimienta negra molida

Ensalada de quinoa con garbanzos

Preparación:

Lavamos bien la quinoa con agua fría. La ponemos a cocer (1 parte de quinoa por 3 de agua) durante unos 10-12 minutos hasta que se abra la semilla (quizás algún minuto más si utilizamos quinoa roja). También ponemos a cocer los guisantes ligeramente (unos 2-3 minutos en agua hirviendo).

Mientras se cocina la quinoa picamos el perejil, la hierbabuena y la cebolleta bien fino. Cortamos el tomate en dados pequeños. Si vas a utilizar garbanzos de bote lávalos bien con agua fría. Pelamos el cuarto de limón y lo cortamos en los trozos más pequeños que podamos.

Una vez esté la quinoa, la pasamos por agua fría para que se atempere cuanto antes y la escurrimos bien. Hacemos lo mismo con los guisantes.

Mezclamos todos los ingredientes que hemos estado preparando en un bol de ensalada. Añadimos sal y pimienta al gusto, el zumo de medio limón y el aceite de oliva virgen extra. Removemos bien para dejar que el aliño impregne toda la mezcla.

Ensalada de quinoa con garbanzos

Ya tenemos lista nuestra ensalada. La combinación de hierbas con el limón le da un toque fresco y sorprendente. No es la típica ensalada a la que estamos acostumbrados, por lo menos en España. Merece la pena probarla 😉

 

You Might Also Like

4 Comments

  • Reply
    Amelia
    11 agosto, 2015 at 14:13

    Oh! Me has leído la mente… últimamente estaba dándole vueltas a la quinoa y quería probarla con garbanzos 🙂
    Me la apunto, gracias!

    • Reply
      Desirée D.
      11 agosto, 2015 at 17:39

      ¡Genial! Esta ensalada encantó en mi casa, y eso que fue un experimento… Pero salió tan tan rica. Además el aliño es muy fresquito y la quinoa y los garbanzos quedan muy bien!

      Gracias a ti por pasarte, comentar y probar mis recetas 😉

  • Reply
    Lorena
    17 julio, 2016 at 21:05

    Yo acabo de preparar una ensalada de garbanzos, pero resulta que es igual que la tuya pero sin la quinoa, que la tengo comprada y estaba buscando como utilizarla… así que me voy a completar mi ensalada y de paso pruebo la quinoa. Gracias por la idea!

    • Reply
      Desirée D.
      20 julio, 2016 at 19:20

      ¡Gracias a ti por probarla! 🙂

      A mi esta combinación me encanta! Es muy fresquita.

    Leave a Reply

    Uso de cookies

    Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y experiencia de navegación de la web. Al navegar o utilizar nuestros servicios aceptas el uso que hacemos de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies